TÉCNICAS DE MANICURA

La manicura es un tratamiento de belleza cosmético para las uñas y las manos que incluye una buena rutina de higiene, tratamiento y cuidado de las manos para mantenerlas saludables y bonitas, lo que puede ser una excelente tarjeta de presentación para cualquier persona. Ya lo dijo Aristóteles: “las manos son el instrumento de los instrumentos”, y también José Gaos: “lo que el cuerpo tiene de exclusivo reside quizás… como en ninguna otra parte, en las manos”.
Hoy en día, el concepto de manicura como el mero arreglo de las uñas ha sido superado por un concepto mucho más amplio que tiene que ver con un tratamiento integral del bienestar y la salud de las manos.

El correcto cuidado de las manos.

Antes de comenzar con la manicura, es importante realizar un tratamiento previo para preparar las manos y las uñas. Esto incluye retirar el esmalte de uñas anterior y limpiar las uñas y las cutículas. También se recomienda exfoliar las manos para eliminar las células muertas y suavizar la piel.
Una de las técnicas más comunes en la manicura es cortar y limar las uñas para darles la forma deseada. Es importante cortarlas rectas o en forma de almendra para evitar que se encarnen o se rompan. También se puede emplear una lima de uñas para darles la forma deseada y suavizar los bordes. Sin embargo, es importante no exagerar con la lima, ya que puede debilitar las uñas.
Otra técnica importante en la manicura es el cuidado de las cutículas. Las cutículas son la piel que rodea las uñas y protege la raíz de la uña de las infecciones. Para cuidarlas, se pueden suavizar con un aceite especial para cutículas y empujarlas hacia la base de la uña con un palito de naranja o una herramienta similar. Es importante no cortarlas, ya que esto puede causar infecciones.
Una vez que se han preparado las uñas y las manos, se puede comenzar con la decoración de las uñas. Esto incluye la aplicación de esmalte de uñas, que se puede elegir en una amplia gama de colores y acabados. Para obtener mejores resultados, se recomienda aplicar dos capas finas en lugar de una capa gruesa, y dejar secar cada capa antes de aplicar la siguiente. También se pueden agregar diseños y detalles adicionales mediante la técnica de nail art.
En definitiva, el cuidado de las manos ha evolucionado para formar parte del bienestar de las personas y la mejor carta de presentación. ¡No lo descuides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir al contenido